Seleccionar página

Qué son

Los óxidos de azufre (SOx) son compuestos de azufre y oxígeno y son peligrosos para las personas y el medio ambiente. El SO2 es el componente de mayor preocupación. Otros SOx gaseosos, como el SO3, se encuentran en la atmósfera en concentraciones mucho más bajas que el SO2.

 

Origen antropogénico

Los gases SOx tienen un origen antropogénico, es decir, son generados por la acción humana. La mayor parte de este tipo de emisiones se genera durante los procesos de producción en los que se utilizan combustibles fósiles que contienen azufre, como por ejemplo, en cámaras de combustión.

 

Efectos dañinos en el medioambiente

A nivel ambiental, combinado con el agua en la atmósfera, los óxidos de azufre provocan la denominada lluvia ácida, que puede dañar los ecosistemas. Y en altas concentraciones, los SOx gaseosos pueden dañar árboles y plantas al disminuir el crecimiento y dañar el follaje.

El SO2 y otros óxidos de azufre pueden reaccionar con otros compuestos en la atmósfera para formar partículas finas que reducen la visibilidad y crean contaminación atmosférica por partículas.

 

Sectores afectados

En cuanto a los sectores industriales afectados, los gases SOx afectan principalmente a las industrias química y petroquímica, las plantas de incineración de residuos, plantas de generación de energía y otras instalaciones industriales.

 

Su tratamiento

Debido a que los óxidos de azufre tienen una naturaleza ácida, existen diversas tecnologías disponibles en el mercado para eliminar correctamente sus emisiones contaminantes. Estas opciones incluyen el uso de sistemas tecnológicos secos, semihúmedos y húmedos.

En sistemas secos, se suele añadir cal o bicarbonato de sodio en forma de polvo seco. Posteriormente, se deben instalar filtros de mangas para eliminar las partículas sólidas agregadas.

Los sistemas semihúmedos se basan en la absorción por aspersión. El agente de absorción se inyecta en forma de suspensión en el gas a tratar en un reactor de contacto. Posteriormente, es necesaria una etapa de filtración.

En los sistemas húmedos, se utilizan depuradores con fluidos básicos (generalmente con una solución de sosa cáustica de NaOH) para neutralizar estos gases.

Por su toxicidad y peligrosidad, los óxidos de azufre deben ser tratados y eliminados cuidadosa y correctamente con la tecnología más adecuada, tanto para la seguridad humana como medioambiental.

 

Si desea obtener más información sobre este tema o sobre nuestra tecnología medioambiental para el tratamiento de emisiones y la valorización de residuos industriales, póngase en contacto con nosotros:

info@tecamgroup.com

+34 93 428 11 54

Contact | Legal Information | Cookies | Privacy Policy | Whistleblower channel
Copyright Tecam 2020 | All rights reserved Powered by Elyc-B2B & Industrial Marketing