Seleccionar página

Combustión directa

Incineración de residuos orgánicos

Instalaciones Tecam de combustión directa para incineración de residuos orgánicos

Tecam desarrolla proyectos de incineración por combustión directa cuando se requiere una importante reducción del volumen de residuos y la eliminación de compuestos orgánicos.

Nuestras instalaciones se realizan a medida y personalizadas para cada proyecto, y cuentan entre otras con las siguientes ventajas:

• Sistemas completamente automatizados con mínima intervención humana.

• Componentes de primeras marcas y software específico desarrollado por Tecam.

• Posibilidad de tratamiento de múltiples tipos de residuos en un solo equipo: sólidos, líquidos, fangos, resinas, combustibles, etc.

• Diferentes escenarios de alimentación considerando las proporciones de cada una de las materias primas.

• Sistemas de recuperación y almacenamiento de escorias y cenizas.

• Dosificación química.

Contacte con nosotros

Politica de privacidad

Qué ventajas ofrece y a qué residuos se aplica

Se aplica para tratar residuos, deshacerse de contaminantes y generar energía. Se suelen tratar residuos sólidos (se reduce el contenido en sólidos en más de un 80-85 %), aunque también se pueden inyectar residuos líquidos como disolventes e incluso si existen corrientes de gas también pueden utilizarse como combustible.

Al ser un proceso que genera una gran cantidad de energía, ésta se reutiliza con el fin de obtener electricidad, vapor o agua caliente para autoconsumo o comercialización. Ofrece una doble ventaja: generar una gran cantidad de energía reutilizable en poco tiempo y disminuir en gran medida el volumen de residuos.

Los residuos que se suelen tratar son de tipo urbano, hospitalario, industriales, peligrosos, radioactivos y agrícola.

El proceso de incineración de residuos

La combustión directa, también llamada incineración, es el proceso mediante el cual la materia orgánica (formada siempre por carbono e hidrógeno) reacciona con oxígeno (en exceso) para formar dióxido de carbono, agua y, como subproducto, una mínima parte de cenizas.

Este proceso se lleva a cabo en hornos de combustión. Unos hornos que deben mantener una mínima cantidad de oxígeno en la salida para asegurar la combustión completa (habitualmente 6 % mínimo, aunque se puede exigir un 11 %). En el caso de no tener oxígeno suficiente, la reacción de combustión no es completa y puede generar compuestos no oxidados completamente como el monóxido y otros contaminantes como el SOx, NOx, HCl y material particulado (MP).

Es un proceso que debe operar a alta temperatura (entre 800 °C y 1100 °C) dependiendo del contenido de halogenados del residuo (cloro, flúor, bromo).

El proceso de combustión directa genera energía en forma de calor. Esta energía se puede emplear posteriormente para generar vapor y energía eléctrica mediante turbinas, autoconsumo interno de la planta, agua caliente para calefacción de viviendas, u otros ámbitos de valorización.

instalacion de combustión directa diseñada porTecam

Principales componentes

  • Dispositivo de entrada: válvulas o algún mecanismo que alimente el horno de una manera controlada. Puede ser un Ram feeder.
  • Horno (rotativo o estático): para caudales grandes se suele trabajar en continuo. Para residuos sólidos suele utilizarse un horno rotativo; para residuos líquidos y gases se emplea uno estático.
  • Si el horno es rotativo contiene un mecanismo de rotación de todo el horno que sirve para mover los compuestos sólidos, facilitando así la combustión.
  • Quemador: en este caso debe existir un dispositivo que genere calor en caso de ausencia de energía en el residuo. Este consiste en unos quemadores que suelen utilizar gas natural, aunque pueden emplearse también otros combustibles. Estos quemadores oxidan el gas natural con exceso de aire, generando una llama que en caso de baja temperatura en el horno calentará la cámara.
  • Dispositivo extracción: todo residuo tiene compuestos que no se pueden oxidar, por lo que se necesita un dispositivo de extracción de cenizas. Debe enfriarse para su posterior recogida.

Caso de éxito: ADNOC

ADNOC es uno de los principales productores petroquímicos del mundo: produce más de 40 millones de toneladas al año de productos refinados.

Tecam realizó la ingeniería, instalación y puesta en marcha de una planta de incineración de residuos NORM (radioactivos) junto con un sistema de tratamiento de gases de combustión.

Si quiere saber más sobre este caso único en el mundo, descargue el caso de éxito.

Especialistas en los sectores más sensibles al impacto ambiental

Impulsamos la innovación y la productividad sostenible para las industrias con mayores y más complejas necesidades.

Químico

Farmacéutico

Oil & Gas

Petroquímico

Gestión de residuos

Noticias relacionadas

Ventajas de la incineración de desechos

Ventajas de la incineración de desechos

La incineración de residuos es un proceso de tratamiento que implica la combustión de sustancias orgánicas contenidas en materiales de desecho mediante altas temperaturas. La tecnología de incineración de residuos se puede instalar en varios sectores para tratar...

leer más
Cómo generar energía a partir de residuos

Cómo generar energía a partir de residuos

Tanto la sociedad como la industria generan una gran cantidad de residuos. La gestión de todos esos residuos es un problema para empresas e instituciones. Muchos de esos desechos, especialmente los de origen municipal, a menudo terminan en basureros. Sin embargo,...

leer más

Otras tecnologías de interés

Pirólisis

Gasificación o pirólisis controlada

Waste to energy

Waste to fuel

Waste to product

Contacte con nosotros

Politica de privacidad

Contact | Legal Information | Cookies | Privacy Policy | Whistleblower channel
Copyright Tecam 2020 | All rights reserved Powered by Elyc-B2B & Industrial Marketing