Seleccionar página

La incineración de residuos es un proceso de tratamiento que implica la combustión de sustancias orgánicas contenidas en materiales de desecho mediante altas temperaturas. La tecnología de incineración de residuos se puede instalar en varios sectores para tratar residuos peligrosos, residuos de refinación, residuos químicos, residuos farmacéuticos, residuos hospitalarios y médicos, lodos de plantas de aguas residuales, residuos NORM (radiactivos naturales), etc. Incineración y otros tratamientos de residuos a alta temperatura. Los sistemas también se denominan tratamiento térmico.

La incineración de desechos transforma los desechos en una pequeña cantidad de cenizas, gases de combustión y calor, que pueden utilizarse como energía para otros procesos.

Veamos algunas de las ventajas de la incineración de residuos como sistema de gestión de residuos.

Producción de energía = conversión de residuos en energía
Las plantas de incineración generan energía a partir de desechos, lo que se denomina Waste-to-Energy. Esta energía se puede utilizar para generar electricidad o calor y se puede utilizar para satisfacer las necesidades de las personas que viven en los alrededores de la planta. Por ejemplo, en los países europeos de clima frío, utilizan el calor de los incineradores para calentar hogares y lugares de trabajo en áreas cercanas a la planta.

Gestión eficiente de residuos
La principal ventaja de la incineración es que hace que la gestión de residuos sea más fácil y eficiente, porque la incineración puede quemar hasta el 90% del total de residuos generados y, a veces, incluso más. En comparación, los rellenos sanitarios solo permiten la descomposición orgánica, por lo que los desechos no orgánicos se siguen acumulando.

Ahorros en transporte de residuos
Las plantas de incineración de residuos pueden estar en las proximidades de ciudades o distritos, por lo que los residuos no tienen que transportarse muy lejos, lo que significa que el costo del transporte es relevante.

Los incineradores tienen sistemas de tratamiento de emisiones para eliminar los contaminantes del aire de escape
Las investigaciones han demostrado que es menos probable que los incineradores de desechos sólidos contaminen el medio ambiente que los vertederos. Los rellenos sanitarios suelen liberar mayores cantidades de gases de efecto invernadero, óxidos de nitrógeno, dioxinas, hidrocarburos y compuestos orgánicos distintos del metano, además de generar lixiviados. El lixiviado es el agua peligrosa que sale de todos los desechos acumulados, que envenena los sistemas de agua subterránea.

En cuanto a los sistemas de incineración de desechos, la principal preocupación era la liberación de compuestos peligrosos, en particular dioxinas. Sin embargo, las plantas de incineración de residuos actualizadas utilizan filtros y sistemas para eliminar gases peligrosos. Las plantas de incineración actuales operan dentro de los límites de contaminación requeridos recomendados por la legislación ambiental nacional e internacional.

Evita la producción de gas metano
En los rellenos sanitarios se genera gas metano, y si no se gestiona y controla correctamente, este gas puede explotar provocando un mayor calentamiento global. Las plantas de incineración de residuos no producen metano.

Proporciona un mejor control del olor y el ruido.
Las plantas de incineración de residuos no generan malos olores porque los residuos se queman de forma controlada y existen sistemas como un equipo de carbón activado para eliminar gases ácidos y olores.

Elimina gérmenes dañinos y componentes peligrosos
Las plantas de incineración funcionan a 850ºC o incluso a temperaturas más altas, destruyendo gérmenes, materiales y químicos peligrosos y otros elementos nocivos para las personas y el medio ambiente.

Tiene un sistema de monitoreo computarizado
Los gobiernos, ciudades, instituciones o empresas privadas de gestión de residuos pueden adquirir una planta de incineración que esté equipada con una computadora para permitir la solución de la mayoría de los problemas de manera rápida y segura. Esto permite a los operadores descubrir un problema antes de que se vuelva más serio y mucho más costoso de reparar. El sistema informático también hace que el trabajo de los operadores sea fácil y eficiente, ya que pueden rastrear la eficiencia operativa de la planta.

Ocupa un espacio relativamente pequeño
Los sistemas de incineración ocupan un espacio relativamente pequeño, lo que los convierte en una solución práctica y conveniente.

Los incineradores pueden funcionar en cualquier clima
Otra ventaja de los incineradores es que pueden funcionar en cualquier tipo de clima. Los incineradores no se limitan a los cambios climáticos, como la temporada de lluvias o los días de viento, ya que queman los desechos sin fugas. Las plantas de incineración pueden funcionar las 24 horas del día sin parar y son más eficientes en la gestión de residuos en comparación con los vertederos.

Las plantas de incineración de residuos presentan varias ventajas para resolver la creciente necesidad de gestión de residuos, al tiempo que generan energía que se puede utilizar para los procesos internos de la planta y para las personas que viven cerca.

En Grupo Tecam somos especialistas en procesos térmicos para eliminar todo tipo de residuos, específicamente los residuos peligrosos producidos en los sectores químico y petroquímico.

Para más información, contáctenos en info@tecamgroup.com

Contact | Legal Information | Cookies | Privacy Policy | Whistleblower channel
Copyright Tecam 2020 | All rights reserved Powered by Elyc-B2B & Industrial Marketing