¿Qué son los COV?

Los COV (Compuestos Orgánicos Volátiles) son compuestos orgánicos formados principalmente por carbono, hidrógeno y, normalmente, oxígeno. También pueden contener nitrógeno, azufre y compuestos halogenados como cloro, bromo o flúor.

Estos compuestos pueden ser altamente contaminantes y deben ser tratados previamente, antes de ser liberados a la atmósfera. Para ello se utilizan equipos de oxidación térmica como RTO, RCO, DFTO, etc. En ellos, estos compuestos, al combinarse con el oxígeno, llevan a cabo una reacción de combustión formando dióxido de carbono y agua, eliminando así su peligro ambiental.

 

El problema de las emisiones de COV

Los COV son volátiles a cierta temperatura. Esto quiere decir que son compuestos que se evaporan parcialmente de la fase líquida a la fase gaseosa, normalmente aire o nitrógeno. Un hecho que conlleva que, legalmente, no está permitido emitir directamente a la atmósfera, por lo que deben ser tratados en equipos especializados.

 

¿A qué sectores industriales afectan?

Los sectores industriales que emiten COV durante sus procesos productivos son muy diversos. Industrias como la farmacéutica o la industria química, que utilizan grandes cantidades de disolventes volátiles, petroquímica y almacenamiento de combustibles. Las industrias de pintura, recubrimientos, imprenta y automotriz también producen regularmente este tipo de contaminantes.

 

Solución técnica para emisiones de COV: RTO

Un RTO (Regenerative Thermal Oxidizer) es un equipo diseñado para eliminar Compuestos Orgánicos Volátiles (COV). Esencialmente, está formado por tres torres con lechos cerámicos, donde se recupera la energía, y una cámara de combustión en la que se mantiene constante la temperatura para permitir la oxidación. Los compuestos orgánicos que elimina consisten principalmente en carbono e hidrógeno: en consecuencia, cuando reaccionan con el oxígeno forman dióxido de carbono y agua. La cámara de combustión incorpora un quemador que normalmente utiliza gas natural para elevar la temperatura en el interior de la cámara, aunque también se pueden utilizar otros combustibles (gasóleo, gasóleo, etc.).

 

Ventajas de instalar un RTO

Las ventajas de instalar un RTO radican en la capacidad de optimizar el uso de energía mientras se mantiene el mismo nivel de eficiencia para eliminar los COV. Esto se debe a que las torres cerámicas son capaces de almacenar una gran cantidad de energía durante cada secuencia, que a su vez sirve para calentar el aire o gas que se está tratando. De hecho, la eficiencia térmica puede alcanzar niveles del 90-95 %.

 

Esto significa que en condiciones normales de operación no se consume gas combustible, ya que el proceso es autotérmico. Un proceso autotérmico es aquel en el que la cámara de combustión mantiene su temperatura de funcionamiento sin necesidad de quemar energía de una fuente externa (es decir, combustible). Esto se debe a que la energía liberada por los COV al oxidarse es suficiente para mantener la cámara a alta temperatura.

 

Si está interesado en obtener más información sobre cómo eliminar sus emisiones de Compuestos Orgánicos Volátiles, contáctenos hoy, estaremos encantados de ayudarle.

Contact | Legal Information | Cookies | Privacy Policy | Whistleblower channel
Copyright Tecam 2020 | All rights reserved Powered by Elyc-B2B & Industrial Marketing